El crimen fue en Granada

A Federico García Lorca

I

EL CRIMEN

Se le vio, caminando entre fusiles
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas, de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle a la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
… Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, ¡en su Granada!…

II

EL POETA Y LA MUERTE

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre; los martillos
en yunque- yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la Muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban…
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

III

Se le vio caminar…
Labrad, amigos,
de piedra y sueño, en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

 

  1. CONTEXTUALIZACIÓN.

Cuando estalla la guerra civil, Machado quiere ser poeta cívico y bélico de la España republicana. Así aparecen sus Poesías de guerra, una veintena de composiciones. Hay poemas breves como el dedicado a la defensa de Madrid, otros con tono de arenga, algunas coplas, romances, nueve sonetos, alguno estremecedor como el que lleva por título La muerte del niño herido. Su valor es desigual, aparte del interés que aportan las circunstancias. De todos ellos el poema más hermoso es El crimen fue en Granada, desgarradora elegía a Federico García Lorca.

2. CONTENIDO.

El poema refleja el hecho y las circunstancias de la muerte del poeta Federico García Lorca, fusilado de madrugada -por el bando nacional-  en su Granada natal. A continuación se presenta el diálogo de Federico con la muerte, en su paseo con ella justo antes de cometerse el crimen. Finalmente el yo poético de Machado pide que se levante un monumento a Federico en la Alhambra para que nunca se olvide el crimen cometido.

  1. TEMA

El dolor por la trágica muerte de F. García Lorca, asesinado en Granada.

4.ESTRUCTURA

.Externa:

El poema consta de 37 versos estructurado externamente en tres partes: las dos primeras subtituladas: El crimen  y  El poeta y la muerte. La tercera parte sin subtítulo.

.Interna:

  • Primera parte.

 I El crimen (versos 1-14). Es una narración poética del crimen de Lorca y las circunstancias. Localización temporal – de madrugada-. Se evoca su caminar, los verdugos y la pincelada breve e intensa de su muerte para concluir con la localización espacial repetida emotiva e insistentemente  tres veces: Granada.

  • Segunda parte.

II El poeta y la muerte. (Versos 15-31) Se presenta el caminar de Lorca con la muerte (que aparece personificada), se refleja el valor de Federico y  las palabras del poeta dirigidas  a la muerte mientras ella escucha.

  • Tercera parte.

III  -sin título-(versos 32-37).Antonio Machado expresa con su voz su petición a la gente, al pueblo para que erijan  un monumento a Federico para llorar al poeta y no olvidar nunca el crimen cometido en Granada.

 

  1. MÉTRICA.

El poema emplea la silva como forma métrica (se trata de una combinación de heptasílabos y endecasílabos), se trata de silva arromanzada porque riman en asonante los versos pares (sonidos: a-a), quedando libres los impares. Sin embargo en la primera parte, se rompe este ritmo de la silva para dar entrada a varios octosílabos (versos 5-11), es muy emotivo por parte de Machado el introducir esa métrica, un brevísimo romance, en homenaje al poeta granadino, para evocar su muerte y el estilo y el tono lorquianos de Romancero gitano.

6.ESTILO

Primera parte.

Se inicia el poema con la narración del crimen, al estilo del romance tradicional,” in media res”. Hay pinceladas descriptivas del llamado “paseíllo” (la trayectoria de las víctimas hasta el lugar de ejecución), al estilo del romancero, elige la metonimia “entre fusiles”, muy expresiva, deshumanizadora, la calle larga, es el camino hacia la muerte, larga por la connotación de muerte y eternidad, el campo frío, también apreciable la connotación del adjetivo, sin calor, sin sentimiento…También al estilo tradicional se localiza en el tiempo “de madrugada”. Los siguientes siete versos conforman el brevísimo romance, para rendir homenaje al poeta granadino a quien nombra directamente en los versos 5 y 11.Se vuelve a evocar el tiempo y los verdugos de los que se resalta repetidamente  la cobardía: “no osó mirarle la cara/Todos cerraron los ojos” Muy expresiva la exclamación “¡ni Dios te salva!” hay una crítica a la falta de compasión en la supuesta religiosidad del bando asesino. Muy  bello y también de estilo lorquiano el verso nº 12. Elipsis del verbo, bimembración, paralelismo, metonimia y pincelada descriptiva  de estilo expresionista “- sangre en la frente y plomo en las entrañas– el recuerdo del Romancero gitano  es conmovedor. Los dos últimos versos, de estructura circular, se inicia y se termina con reticencia que aumenta el dramatismo ya intensificado por la apelación a los oyentes (muy del romancero)” sabed”, por la repetición gradativa  “en Granada”/ “pobre Granada”/” su Granada” -el posesivo remarcando el crimen cainita-  y el tono exclamativo.

Segunda parte

Volvemos al caminar de Lorca. Observemos el símbolo de Machado caminar: “vivir en espera de la muerte”, la muerte aparece personificada “Ella”, y de Federico se destaca la valentía “sin miedo a su guadaña” se ha elegido el símbolo de la muerte. Con símbolos lorquianos se evoca el amanecer “sol en torre y torre”, los martillos en yunque…fraguas” se vuelve a homenajear a Lorca también por la sonoridad  onomatopéyica “yunque- yunque y yunque-“Federico habla a la muerte en un requiebro amoroso: “compañera”, “gitana” ,“¡qué bien contigo…” son versos espléndidos que evocan la esencia de la poesía del granadino: “el golpe de tus secas palmas” en alusión al reflejo de lo tradicional, de la esencia del folclore andaluz, también la alusión al tema del destino trágico “diste el hielo a mi cantar y el filo a mi tragedia…”,símbolos muy expresivos: hielo, filo (muerte)y la metáfora de corte lorquiano “hoz de plata”. La descripción de la muerte es una reinterpretación de la belleza femenina, con la negación de elementos esenciales ojos, cabellos, labios…la muerte es un esqueleto, vista de una forma tradicional y no exenta de romanticismo. La expresión “muerte mía” como variante de “amada mía” sitúa a la muerte como esencia de la poesía de Federico. El apartado concluye con la repetición de Granada, llena de expresividad y con el posesivo “mi Granada” que intensifica el horror del crimen por ser entre los suyos.

Tercera parte.

El yo poético de Machado aparece en este apartado. La perfección constructiva del poema se evidencia al iniciar nuevamente este apartado de forma parecida. Veamos los matices: “se le vio caminando…” en la primera parte, con el valor durativo del gerundio, todavía no se ha cometido el crimen, insiste en la circunstancia.” Se le vio caminar” se resalta la esencia del infinitivo porque Lorca está con “la muerte”. En la tercera parte “Se le vio caminar…” se interrumpe el recuerdo de forma abrupta, porque ya se ha consumado el crimen, es irreversible. Hay un cambio en el tono, Machado en tono apelativo exige a través del imperativo “labrad” del vocativo ¡amigos”que se honre su memoria en el “Alhambra” símbolo de lugar bello por excelencia. Ahora quedan tres versos magistrales que unen el estilo de estos dos grandes poetas andaluces: La personificación de la fuente que llora , el agua es uno de los símbolos universales  de la poética de Machado ( representa la vida cuando fluye y la muerte si está estancada), aquí paradójicamente se unen ambos sentidos: el fluir de la vida terrenal y la permanencia de la vida eterna del recuerdo y para finalizar la repetición de Granada y el tono apostrófico de la exclamación similar a los otros apartados, cierra de forma cíclica el poema. Es admirable – volvemos a insistir la perfección de la construcción del poema, una elegía espléndida.

  1. CONCLUSIÓN.

Es un poema extraordinario, en la elegía expresa el dolor por la muerte de Lorca y elogia al poeta, haciendo un homenaje a la profundidad, esencia y estilo de su obra. Combina la narración con las pinceladas descriptivas, el diálogo y la exhortación, combina también diferentes metros para expresar  su admiración por Federico, combina el estilo propio y el del poeta granadino en una composición magistral.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s