CXXIII

Una noche de verano

—estaba abierto el balcón

y la puerta de mi casa—

la muerte en mi casa entró.

Se fue acercando a su lecho

—ni siquiera me miró—,

con unos dedos muy finos,

algo muy tenue rompió.

Silenciosa y sin mirarme,

la muerte otra vez pasó

delante de mí. ¿Qué has hecho?

La muerte no respondió.

Mi niña quedó tranquila,

dolido mi corazón,

¡Ay, lo que la muerte ha roto

era un hilo entre los dos!.

 

  1. CONTEXTUALIZACIÓN.

Es un poema que pertenece a Campos de Castilla (1912). Recordemos que no es un libro uniforme, en primer lugar por sus diferencias cronológicas. Entre la fecha del primer núcleo de poemas (1912) y su cierre en 1917 hay un lapso con acontecimientos graves, especialmente en el plano personal por la muerte de Leonor, su esposa en 1912. Un intento de clasificación de los poemas nos daría una variedad temática de cierta amplitud; nos encontramos con piezas de paisaje, de paisaje y proyección humana, piezas con visión histórica, otras meramente descriptivas, piezas de preocupación existencial, de tema sociopolítico,  poemas amorosos. El poema que vamos a comentar refleja el preciso momento de la muerte de Leonor  y el dolor del poeta.

2. CONTENIDO

Una noche de verano la muerte –que aparece personificada- entra en casa del poeta y silenciosa y altiva se lleva la vida de su amada, provocando su profundo dolor.

3. TEMA

El profundo dolor del poeta por la muerte de Leonor.

4.ESTRUCTURA

  • Externa:

El poema consta de 16 versos octosílabos con rima asonante en pares (romance).

  • Interna:

El poema consta de dos apartados, presenta una gran simetría constructiva, ya que a su vez cada apartado puede subdividirse en dos secuencias de cuatro versos cada uno. Veamos a continuación:

PRIMER APARTADO.

. En los cuatro primeros versos tras la localización temporal “Una noche de verano” se produce la entrada de la muerte en la casa del poeta.

.En los versos 5-8 Se narra muy descriptivamente el momento preciso del fallecimiento.

SEGUNDO APARTADO

.En los cuatro primeros versos (9-12) se produce la salida de la muerte sin dignarse ni a mirar ni a responder al poeta que le cuestiona sobre el acto que ha realizado.

. En los cuatro últimos (13-16) versos se expresa el desgarro y dolor del poeta

  1. MÉTRICA.

Composición de 16 versos de arte menor, octosílabos, estructurados en forma de romance, con rima asonante /o/ en los versos pares, quedando libres los impares.

6.ESTILO.

Hay un clima de Soledades que se recobra en este poema, donde aparece el mundo interior del poeta: su dolor ante la muerte de Leonor. El estilo en la línea de la depuración refleja la esencia de la profundidad de su sentimiento. Destacaremos algunos rasgos.

En el primer verso la localización en el tiempo, una noche, símbolo de muerte. el balcón y la puerta abiertos: símbolo del ansiado escape al exterior. Se produce una fusión fiel del símbolismo y la realidad ya que murió Leonor el 1 de agosto de 1912. El hipérbaton del verso 4 “la muerte en mi casa entró” evoca la visita inesperada, adelantada de la muerte, que aparece personificada. Distinguimos la voz narrativa hacia el exterior y las modalizaciones señaladas entre rayas, “ni siquiera me miró” describe la altivez, el desdén de la muerte. El ritmo lento,  de la perífrasis durativa en gerundio “se fue acercando”, la delicadeza de sus dedos “muy finos” y la levedad e inconsistencia de la vida a través de la metáfora eufemísticaalgo muy tenue “que se refiere el hilo de la vida en la simbología clásica.

En el segundo apartado destacamos la fría altivez de la muerte  (versos 9 y 10). El único encabalgamiento de los versos 10/11 para evocar con expresividad el paso de la muerte, sin detenerse. La pregunta del poeta, el estilo directo, en tono recriminatorio hacia la muerte, aumenta la intensidad emotiva, En el verso 12  de nuevo la indiferencia, se repite anafóricamentela muerte” tres veces en el poema. En los cuatro últimos versos se presenta el desenlace, los sentimientos encontrados de la muerte: paz “tranquila” y desesperación “dolido” expresados en los adjetivos que reflejan la antítesis. Leonor es “mi niña” refleja la posesión del amor del poeta y la juventud de la amada. Los dos últimos versos condensan la expresividad a través de la exclamación en la que se nombra por cuarta vez la muerte y se evoca la vida truncada a través del símboloun hilo entre los dos”.

En general se trata de una emotividad profunda, a veces contenida, hay una depuración expresiva, parece tener más importancia lo esencial, reflejado en la utilización del sustantivo, de lo conceptual y un aminoramiento en el uso del adjetivo que aparece a través de algunas pinceladas impresionistas.

  1. CONCLUSIÓN.

Simplemente insistiremos en algo ya señalado, el poema pertenece a Campos de Castilla. Se trata de un poema de carácter narrativo que evoca el preciso momento de la muerte de Leonor y el dolor y el sufrimiento del poeta. Hay pinceladas descriptivas ( la caracterización por medio de los adjetivos) y también utilización de estilo directo ; modalidades propias del estilo  más tradicional del romancero.

Parece que en este poema hay un retorno a Soledades porque el sentimiento de dolor, el tema de la muerte, la proyección de sus sentimientos…lo acerca al intimismo de la primera etapa. Sin embargo hay una mayor depuración estilística, en este sentido, en cuanto al uso del lenguaje, se aproxima al estilo antirretoricista del 98, la sensualidad modernista queda atrás. Es un poema  muy emotivo, amoroso, que evoca el instante de la muerte de Leonor y su profundo dolor.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s