MARIANO JOSÉ DE LARRA.

  1. VIDA

Mariano José de Larra (1809-1837), cuya vida corta, intensa y apasionada es la del prototipo de escritor romántico. Su padre era un médico de ideología afrancesada, Mariano José cursó estudios primarios en Burdeos ; por su formación en la cultura francesa y su talante exquisito y liberal se posicionó en contra de muchas costumbres arraigadas en España como la pereza de los funcionarios, la vulgaridad, la ordinariez en las celebraciones familiares, la ignorancia…

Se casó con veinte años, tuvo tres hijos pero su matrimonio fue un fracaso como refleja él mismo en su artículo Casarse pronto y mal. Después tuvo una relación amorosa con Dolores Armijo; al anunciarle su amante la voluntad de trasladarse con su marido a Filipinas, Larra se pegó un tiro frente al espejo.

Cultivó todos los géneros: poesía, teatro y novela, pero especialmente nos interesa por ser quien fijó el modelo del artículo periodístico en lengua castellana. Como poeta se inició en el Neoclasicismo, como dramaturgo, destaca su drama histórico Macías, donde evoca las fallidas relaciones amorosas de un trovador medieval. Como periodista firmaba bajo el sobrenombre de “Fígaro” o El pobrecito hablador”. Escribió artículos de diversos temas: literario, teatral, político y los cuadros de costumbres…desde su mirada liberal.

  • LOS ARTÍCULOS.

En sus escritos luchaba por creer en el triunfo de la verdad sobre el error, en el progreso de la humanidad, en la regeneración de España. El artículo típicamente costumbrista de Larra suele tratar algún aspecto específico de la vida madrileña: los cafés, la vivienda, los parques, la educación, la cultura, las clases sociales, los servicios públicos…

El estilo de Larra es sencillo pero inconfundible. Busca la expresión depurada, exacta, es sencillo, claro, directo… ataca el mal uso de la sintaxis del castellano, la moda por los galicismos, los arcaísmos innecesarios, la pronunciación incorrecta…Lo mejor de su estilo sea probablemente la ironía, más o menos intensa, pero ingeniosa, en los diálogos cargados de humor, el gusto por el detalle.

En cuanto a la estructura sus artículos de costumbres se componen en primera persona. El propio Larra es protagonista y espectador de los hechos narrados. Suelen presentar tres apartados:

  • -Presentación: se presenta el tema del que va a tratar y la propia opinión
  • -Desarrollo: se cuenta una aventura, un suceso o anécdota para ejemplificar.
  • -Conclusión. De nuevo el autor comenta lo sucedido y expresa su valoración personal, en muchos de ellos se advierte la propia desesperación

Sus artículos costumbristas son los mejores y en ellos refleja una sociedad corrompida, vacía, vencida por la ineficacia, la ociosidad y la apatía.

Nota: En clase se realizará la lectura y comentario de algún artículo del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s